Terapia individual de adultos

Cuándo y para qué consultar a un psicólogo de adultos

 

Hay muchas razones para consultar a un psicólogo, tanto para abordar problemas en búsqueda de soluciones que no encontramos por nosotros mismos o como para desarrollar, mejorar o potenciar aspectos de la vida diaria.

Es una ayuda a nivel individual y familiar para descubrir y entrenar las habilidades necesarias para funcionar mejor y afrontar los problemas de la vida diaria, como así también para superar situaciones traumáticas y dolorosas vividas por diversos acontecimientos.

Estos son algunos de los motivos que nos lleva a buscar la presencia de un psicólogo, cuando después de haber buscado soluciones y respuestas por nosotros mismos, continuamos con el mismo problema cada vez más acentuado.

  • Duelos y pérdidas
  • Ruptura de pareja
  • Ideas obsesivas y persecutorias
  • Estados de Ansiedad
  • Depresión, Tristeza y/o apatía prolongada en el tiempo
  • Miedos y fobias
  • Adicciones
  • Problemas de comunicación en la pareja

 

La ansiedad es una emoción que surge en situaciones de amenaza o peligro.

Preocupaciones, temores, inseguridades, timidez, miedo irracional (fobias), pensamientos negativos, pérdida de control, conductas adictivas, son causas para realizar una consulta a un profesional para iniciar un tratamiento psicológico y saber que situaciones nos están causando este tipo de síntomas.
Una terapia nos permite darnos cuenta de lo que nos pasa, permitiéndonos comprender y buscar otras alternativas hasta producir un cambio.

 

Iniciar  una terapia nos permite realizar una reestructuración de nuestra personalidad. Conseguir una estabilización a través de la satisfacción de nuestras necesidades emocionales y sobre todo un manejo selectivo de las manifestaciones transferenciales.

Nos permite  mejorar la visión que tenemos sobre nosotros mismos, la que tenemos con el mundo y la que tendremos hacia el futuro.

¿Desea recibir nuestros boletines?

suscríbete a nuestra lista de correo